La Coctelera

[marta mira alrededor]

existe un mundo donde me encuentro en mis ausencias...

Categoría: sexo

19 Septiembre 2010

El placer del sexo: arte y lascivia de un museo ideal

Reproduzco un artículo de un tema interesante y que ha dado -y da- mucho juego en el arte...

"El placer del sexo: arte y lascivia de un museo ideal. (por Antón Castro)

El sexo mueve el mundo. Podría escribirse una formidable historia de la humanidad desde la perspectiva del deseo. No es eso exactamente lo que ha hecho Jean-Manuel Traimond, sino concebir un museo del imaginario erótico en el espléndido libro 69 historias del deseo (Electa), que propone una viaje por el desarrollo de la sexualidad.

La odisea se prolonga desde el siglo VI antes de Cristo, cuando una vasija representaba pasajes explícitos de sexo oral y anal entre hombres, hasta nuestros días, en que la escultora Louise Bourgeois (insólita Premio Aragón-Goya) paseaba, en 1982, un enorme falo de metal con sus testículos ante la cámara de Robert Mapplethorpe.

Traimond, autor de una Guía erótica del Louvre y del Museo de Orsay, dice: "La Antigüedad representaba el placer sin mala conciencia, pero también estableció la separación entre cuerpo y espíritu, materia e idea. Exacerbada por el cristianismo, dicha separación hizo que todo el peso de la vergüenza recayera sobre el deseo". Y agrega que "atacado, ahogado, asediado por el pudor, el deseo occidental resurge una y otra vez oculto tras tantos y tan variados disfraces".

Quizá por ello, los pintores, los artistas en general, han visto estimulada su imaginación y han emprendido una suerte de "guerra de guerrillas contra el triste pudor". Una constatación clara del libro es que "al eterno retorno de las obsesiones masculinas se corresponde la escasez de las muestras de afecto femenino" y, por extensión, de ausencia de mujeres pintoras.

Se recuerda el paradójico caso de Georgia OKeefe, una voluptuosa artista que pintó flores como vulvas abiertas, como explícitas metáforas o alegorías del sexo femenino, y siempre dijo que ella no hacía pintura erótica.

Dentro de esas 69 piezas están todos los asuntos del amor y del deseo. Desde ese inicial canto griego a la homosexualidad y al destape de Afrodita, cuyos senos se alzan más allá del velo, también existen imágenes de las hetairas (las prostitutas de lujo) o una escena, en Pompeya, de otro mito: el de Príapo, al que le habían dedicado varias capillas, frecuentadas por hombres que tenían alguna enfermedad en el pene. Traimond escribe: "En cuanto a las mujeres, ya fueran profesionales o simples amateurs (?), colgaban del gran falo tantas guirnaldas como amantes habían tenido en el transcurso de la noche".

 

El libro aborda algunos casos de zoofilia, como la cópula entre Pan y una cabra, la sutil relación de Leda y el cisne (1598) recreada con absoluta maestría por Rubens o un cunnilingus de La bruja y el dragón (1515) de Hans Baldung Grien.

El Bosco mostró en El Jardín de las Delicias (1510) la homosexualidad, la masturbación e incluso una imagen más extraña: la de mujer que anda a gatas, semidesnuda, y por atrás avanza una pértiga que lleva una esponja en la punta.

La carne y el pecado

"Cuanto más nos resistimos a la carne, más se esfuerza en reaparecer", escribe Traimond a propósito de la pieza de Tiziano La Magdalena penitente (1530), que mezcla la vergüenza del pecado carnal y la exuberancia del ardor en forma de un envolvente cabello de fuego.

El cuadro La piel (1638), de Rubens, insiste en el elogio de la beldad y del hedonismo, igual que dos piezas de Fragonard: Las curiosas (1767-1771), una elipsis de la figura del mirón (exaltado en "Una ojeada a través de la cerradura" de Anton Felser, de 1895, que sería casi el positivo o el reverso de la anterior) y Los afortunados azares del columpio (1767), que es un canto al pie como apéndice sexual. Dice Traimond: "Hay mujeres que llegan al orgasmo pasándose el aspirador por las plantas de los pies".

No podía faltar el lienzo que sublima y normaliza como ningún otro la vagina: El origen del mundo (1866) de Courbet.

Ni una flor de OKeefe, ni las mujeres pelirrojas de Klimt,

ni esa sucesión de damas que tientan a Ulises o a distintos dioses y hombres, como el caso de las sabinas, raptadas y violadas por los romanos y pintadas por David. (y Rubens)

Rembrandt realizó un elocuente grabado de la felicidad conyugal en el tálamo en La cama a la francesa (1646).

"¿Hay que decir algo que la sonrisa de la esposa penetrada no diga ya?", se pregunta Traimond. Leonor Fini se acercó a la homosexualidad femenina.

El perverso y agudo Franz von Stuck es autor de El balancín (1898), sobre la masturbación de mujeres con un tronco;

de Pornokrates, Felicien Rops, (1878), acerca "del poder de la puta" que pasea a un cerdo, y de El pecado (1895).

Aubrey Beardsley aborda la fuerza de la erección en Los embajadores lacedemonios (1896).

Una de las piezas más impresionantes, que figura en la exposición Las lágrimas de Eros del Museo Thyssen, de idéntico argumento, es La muerte de Jacinto (1804), un cuadro de Jean Broc, que fue el primero en cantar el amor homosexual a través de la figura de Apolo y del joven Jacinto, que se desploma sobre su hombro.

Ese pintor y fotógrafo y contorsionista que era Pierre Molinier aborda la tragedia y la rebelión del travestido.

El tema del beso aparece en Hércules y Onfalia (1750), de Boucher,

en Rodin

 y en Magritte, en esa obra tan famosa de los dos rostros cubiertos.

El autor incorpora a Caravaggio, a Velázquez y La Venus del espejo (1651) -el sevillano retrató a una de sus amantes y reveló un secreto-,

a Ingres,

a Manet,

a Marcel Duchamp

y a Picasso, con una obra estupenda: Dora y el Minotauro. En el comentario a esta pieza, el autor realiza un recorrido por los grandes amores del pintor, quien, en el fondo, encarnaría a un minotauro humano y falaz.

En esta propuesta de Traimond hay pintura histórica, mitológica y de retrato, escultura y cómic y fotografía.

Aborda una compleja casuística del sexo: la traición, el adulterio, los celos, la exaltación de la carne, la melancolía, la relación entre el amor y la muerte, la alegría del coito, las diversas formas de homosexualidad, el pecado, la picardía, el morbo, la sorpresa, el humor. Y se percibe, una y otra vez, la irreductible fascinación del erotismo, de la lascivia y de la sensualidad transformadas en obras de arte. El sexo excita el mundo y ha sido un estímulo permanente de creación."

(fuente del texto; las ilustraciones las he encontrado en internet)

Tags: sexo, arte

servido por martamiraalrededor 2 comentarios compártelo

30 Abril 2010

Mariano Vargas (fotógrafo)

Mariano Vargas es un fotógrafo que combina con éxito tradición y contemporaneidad. "La obra de Mariano Vargas se encuentra imbuida por el misterio surreal que imprimen las combinaciones imprevistas pero posibles, los espacios oníricos pero reconocibles, el erotismo turbador pero elegante. Todo apoyado con una técnica impecable y un sentido compositivo derivado de la tradición." (web del fotógrafo)

"Mariano Vargas en un fotógrafo nacido en Algeciras y considerado uno de los mejores fotógrafos eróticos contemporáneos.

Sin embargo, como ocurre a menudo, la fotografía de Vargas ha tenido hasta la fecha más repercusión fuera que dentro de España. Regresó de Londres con un premio al mejor libro de fotografía erótica del año; la revista ‘Playboy' alemana escogió una de sus imágenes para su monográfico sobre fotografía artística; ha publicado con Taschen; y varias revistas italianas han divulgado sus retratos. La situación, sin embargo, empieza a cambiar poco a poco. La edición española de "Avenue Illustrated" ha dedicado a Vargas el reportaje ‘Mirada cómplice'.

Mariano Vargas se enamoró de la Belleza antes de alcanzar el uso de razón. Ajeno a las modas, su obra se encuentra embuida por el misterio surreal que imprimen las combinaciones imprevistas pero posibles, los espacios oníricos pero reconocibles, el erotismo turbador pero elegante. Todo apoyado con una técnica impecable y un sentido compositivo derivado de la tradición.

Las madonnas quizá sean lo más conocido de Vargas. Son retratos de mujeres en los que se entremezclan elementos contemporáneos con estéticas renacentistas y, ocasionalmente, barrocas. Es la cara más popular del fotógrafo, pero Vargas siente la necesidad de dar un giro a sus propuestas. «Quiero crear fotogramas en la vida de una mujer, mostrarla en un punto ante el cual el espectador se pregunte cómo ha llegado hasta ahí y qué ocurrirá a partir de entonces», explica.

El cambio de rumbo supondría otra forma de trabajar, como dar protagonismo al formato horizontal para que el escenario de la fotografía no sea un mero accesorio. «Me apetece construir escenas inquietas que den pie a una narración y, sobre todo, iluminar mis fotografías», comenta. Todo apunta a que Vargas está cerca de un nuevo comienzo." (fuente)

servido por martamiraalrededor 6 comentarios compártelo

28 Enero 2010

Coloreria Italiana

y

(gracias, Grace!)

servido por martamiraalrededor 2 comentarios compártelo

11 Enero 2010

sexo explicado

(gracias, Rose!)

Tags: sexo, risas

servido por martamiraalrededor 8 comentarios compártelo

10 Enero 2010

"Lágrimas de Eros" y Bill Viola

Ayer estuve viendo esta exposición. Bueno, la primera parte, la del Museo Thyssen-Bornemisza, y me encantó. He de ir a Caja Madrid para ver la segunda parte, que me han dicho que está genial también.

Me chiflaron los vídeos de Bill Viola. Yo no le conocía (me dijo Gracia -gracias Grace- cómo se llamaba).

Aquí podemos ver uno de ellos, "The Lovers". En grande y en una sala oscura resulta espectacular!!:

Otro de ellos no es éste pero es muy parecido a éste:

Bill Viola nace en 1951 en Nueva York. La vocación artística le surge ya en su infancia. Realiza sus estudios de arte en la Universidad de Siracusa, centro pionero en la utilización de nuevos medios de expresión. En aquel momento, el arte de épocas pasadas no despertaba en él interés alguno. A principios de los años 1970, el videoarte buscaba su lugar como forma artística autónoma y Viola fue testigo y partícipe de este proceso, influenciado por Bruce Nauman, Peter Campus, Vito Acconci, Nam June Paik, Frank Gillette, Ira Zinder, Juan Downey.

A finales de los años 1970 y principios de los años 1980, sus ideas y su capacidad técnica experimentan un impulso, debido en parte al desarrollo de los medios audiovisuales y a su propia evolución en el plano personal. Su perspectiva vital da un giro; como él mismo explica:

"Para mí, el paso de las ideas sobre perfección social a la idea de autoperfección constituyó un momento muy decisivo. Adopté esta idea, integrándola con la performance y el body art y partir de entonces he trabajado con ella" (Walsh, John (ed.). Bill Viola: Las Pasiones (cat.exp). Textos de Peter Sellars y John Walsh. Conversación de Hans Belting y Bill Viola. Fuentes y notas de Bill Viola, Madrid, Fundación "la Caixa", 2004, pág. 13.)

Este cambio fue motivado por su descubrimiento de la religiosidad oriental (budismo, pensamiento zen, sufismo,...) y de los místicos cristianos (San Juan de la Cruz), en lo que parece una búsqueda de una espiritualidad transversal.

Su inquietud espiritual le llevó a viajar por todo el mundo, realizando numerosas grabaciones, como Chott El-Djerid (A Portrait in Light and Heat), en el desierto de Túnez o Hatsu Yume, en Japón. En uno de sus múltiples viajes, conoció a la fotógrafa Kira Perov, que se convertiría en su mujer, apoyo fundamental en su carrera.

Son las vídeo instalaciones la parte más conocida de la obra de Viola. En ellas, aparecen de manera recurrente representaciones oníricas y temas como los ciclos vitales, el nacimiento o la muerte.

En su proceso de maduración, surge en él un interés creciente por el arte de periodos anteriores, y, específicamente, por el arte tardomedieval y renacentista. La muerte de su madre, que fue para el artista una experiencia extremadamente dolorosa, acentuó aún más su inclinación por lo espiritual, particularmente por su expresión en la pintura de dichas épocas.

Entre sus exposiciones, destacan Hatsu Yume, en Japón, y Bill Viola. Las Horas Invisibles organizada por el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, en la Alhambra de Granada (España). En 2005, la Fundación La Caixa expuso en Madrid y otras ciudades españolas las piezas más destacadas de su proyecto dedicado a Las Pasiones.

Aquí, una buena entrevista con Bill Viola.

Su web.

servido por martamiraalrededor 2 comentarios compártelo

20 Julio 2009

'Lágrimas de Eros', pasión erótica en el Thyssen

La pasión erótica, desde todas las miradas y orientaciones sexuales, y la íntima relación entre el sexo y el instinto de muerte se mostrarán a través de grandes obras de arte en la exposición que el Museo Thyssen-Bornemisza dedicará en otoño a las Lágrimas de Eros.

La muestra abordará el lado oscuro del dios del sexo y el amor, los tormentos de la pasión, en las más de 120 piezas en las que el comisario Guillermo Solana, director artístico del Thyssen, ha querido plantear un diálogo sobre los mitos de Eros con obras de maestros antiguos, pinturas del siglo XIX, los surrealistas y lo contemporáneo.

Entre estos mitos adquieren especial importancia los relacionados con el sufrimiento implicado en Eros. "El título de la exposición viene del libro de Georges Bataille, en el que el autor pone el acento precisamente en la relación entre la pasión y el suplicio, en los sufrimientos asociados a Eros y a su oponente Tanatos, la pasión sexual y el instinto de muerte", ha declarado Solana.

En las salas del Museo Thyssen y de Caja Madrid irán dialogando los mitos paganos y las historias bíblicas judeo-cristianas en una narración en la que se combinan pinturas, esculturas, fotografías y vídeos. "Esta combinación supone un paso adelante en las exposiciones del museo. Arriesgar e ir un poco más allá de lo habitual". Una fotografía de Man Ray, "Las lágrimas", y la "Venus" de Amaury-Duvel, se exhiben en el espacio dedicado al nacimiento de Venus, "el origen de todo", con el que se inicia la muestra.

En una segunda sala, "Eva y la serpiente", se mostrarán obras como "La encantadora de serpientes" de Henri Rousseau, "que se presta en escasas ocasiones", o las fotografías de Nastassia Kinski, de Richard Avedón, o la de Rachel Weisz con una gran serpiente que recorre su cuerpo desnudo, obra de James White.

Un tercer espacio abordará "las dos figuras sobrenaturales- esfinges y sirenas- de la 'femme fatale' donde se podrá contemplar una escultura de Louise Bourgeois; la fotografía hecha por Mapplethorpe a Patti Smith y pinturas de Courbet o Corot. El tema clásico de las tentaciones de San Antonio lo abordan Furini, Cezanne, Picasso o Antonio Saura, mientras que "la esclavitud erótica, con figuras sufrientes, en una especie de agonía voluptuosa" estará presente en la sala sobre San Sebastián "que se aborda desde la pintura del Renacimiento como icono gay o icono del cuerpo masculino voluptuoso", con obras de Bronzino, Guido Reni, Ribera, Bernini, Moreau, Edouard Levé. Frente a San Sebastián, Andrómeda representada por Rubens, Doré, Dalí, Bellmer o la escultura de Hans Bellmer.

La primera parte de la exposición finalizará con "El beso", con insistencia "en el lado violento y oscuro. Hay mucho vampirismo o canibalismo en esta sección, con amantes que desean devorarse", según el comisario. Obras de Rodin, Munch, Max Ernst, Warhol, Magritte o Nan Goldin ilustran el apartado que finaliza en una pequeña sala adjunta donde se proyectarán tres vídeos de Bill Viola "que son espectaculares".

En Caja Madrid se tratará "el encanto erótico de la muerte", con capítulos sobre Apolo y Jacinto y Diana y Endimión, "centrados en el cuerpo masculino como objeto erótico, los bellos efebos dormidos, lánguidos y agonizantes", con obras de Tiepolo, Rubens, Luca Giordano, Marina Abramovic o la imagen de David Beckham dormido fotografiado por Sam Taylor-Wood.

"Cleopatra y las bellezas agonizantes" con obras de Man Ray, Dalí, Delvaux o Moreau, es otro de los capítulos del recorrido que finalizará con los dedicados a la Magdalena penitente, representada por Marina Abramovic, Luca Giordano o Canova, y a las decapitaciones. "Es la sección más heavy, en la que se aborda el tema de la mujer fatal en su extremo. Las Judith y Salomé que acaban con su pareja, junto con algunos David, ambiguos, con la cabeza de Goliat. Es la cabeza cortada como fetiche erótico representada por autores como Francesco del Cairo, Valentin de Boulogne, Jacob van Oost, Guernico o Cindy Sherman".

La selección de las obras responden al interés del comisario en que estuvieran representadas "todas las miradas y todas las orientaciones sexuales. También hay sadomasoquismo, voyeurismo, en un relato en que aparecen los principales fetiches de la pasión erótica, abordados con obras de la máxima calidad". (fuente)

servido por martamiraalrededor sin comentarios compártelo

28 Abril 2009

"me gusta ser un chico; me gusta ser una chica"

Un precioso libro de ilustraciones y "sentencias" que podrían ser un tanto "problemáticas" hoy. Sobre todo -para mi gusto- lo de "inventores" y lo de que "disfrutan de los inventos de ellos"... estemmmmmmmmm.... bueno, y más cosillas por ahí... :(

1ª fuente - 2ª fuente.

Carísimo en Amazon.

servido por martamiraalrededor 2 comentarios compártelo

22 Abril 2009

-Hombres del planeta, a ver... ¿creéis que es cierto esto?

servido por martamiraalrededor 13 comentarios compártelo


Sobre mí


www.flickr.com
Elementos de Marta mira alrededor... Ir a la galería de Marta mira alrededor...





 Search: 
 for    




Inches to Millimeters conversions
Enter Inches
Value in Millimeters


Page Graphics



Follow MartaSotillos on Twitter

Todas las imágenes e información publicada en este blog -excepto mis opiniones personales o mis imágenes, firmadas con ©MW- son extraídas de Internet, por lo que son propiedad de sus autores. Para mí es un placer mostrarlas por su interés, pero si eres propietario de alguna de las imágenes y deseas que sea eliminada de este blog, házmelo saber. Por supuesto, la retiraré de inmediato. Gracias. Marta.

Categorías

Enlaces

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?

Crea tu blog gratis en La Coctelera